Ridícula X

30 11 2010

Ahora mismo, una mesa entre Mirtha y Lanata. Con “ridícula” me refiero a Lanata. Después de una semana de derrape de la vieja que más daño le ha hecho a las mentes argentinas expuestas a los rayos catódicos, el pelotudo éste se sienta ahí para repetir su discursito barato de moralidad. Y hablan de la pobreza, y Lanata defiende a Macri (del gobierno nacional, claro), y culpa al peronismo de la existencia y el crecimiento del conurbano, etc.
(Y le tira la bomba de apoyar la despenalización de la droga. Mirtha retruca: ¿vos tomaste droga? Y Lanata intenta explicarle el mundo en un rato y claro, la señora si no entendió a esta altura ya no va a entender, Jorge.)
Ya terminé de almorzar, así que mejor apago la tele y sigo trabajando.

Anuncios




¡Predicciones!

29 11 2010

Hace 6 años empecé a pergeñar una reflexión sobre la recurrencia del llamado “Nuevo Cine Argentino” a construir dos espacios predominantes -y opuestos y complementarios- en sus ficciones (espacios a los que uno se “introduce” en tanto espectador de cine): la playa vacía en invierno (un paisaje melancólico donde nada pasa, casi una muerte en vida) y la ciudad furiosa (donde todo lleva únicamente a la muerte).
En ese sentido, encontraba que la quintaesencia de lo que di en llamar ficción playa -entiéndase, hablamos con metáforas, no hay que ser literales-, estaría dentro de nuestro imaginario condensado en una imagen: Mar del Plata en invierno.
Durante los años siguientes a esas primeras reflexiones apuntadas, me fui topando con lo que parecían “confirmaciones” de la teoría: un disco titulado, ni más ni menos “Mar del Plata en invierno”, un mediometraje de un grupo de jóvenes en Mar del Plata en invierno, más películas con playas vacías de turistas, etc.
En realidad, no tiene sentido pensarlas de modo causa-efecto, sino como condensaciones de un código cultural que se hacen visibles y coinciden con mi descripción, en principio, por tratarse de una metáfora.
Sin embargo, es tentador (y divertido) sentirse un poco un Horangel de la mentalidad “artística” de parte de una generación.
Ocurre que hoy me vengo a encontrar con que la “marca” característica con la que los rockeros marplatenses quieren dar el batacazo es precisamente aquel melancólico universo de las juventudes de fines de los noventa. Y por eso presentan un disco doble de catorce bandas marplatenses bajo el título de “Una ciudad de Invierno“. Entonces pienso: si con esto pretenden conquistar las almas rockeras porteñas, con este título tienen grandes chances de hacer picar a unos cuantos miles de melancos irredentos. Que así sea.





Ridícula IX: Ah, bueno

28 11 2010

Lo mío es imponer autoridad sin ser agresiva.”
Disculpe, ¿cómo dice?





¿Submarinos argentinos?

25 11 2010

La primera parte de un informe que hicimos sobre la recuperación de los submarinos argentinos.

(Hasta ahora, todos los submarinistas que conocí (4) son lo más. Eso sólo me había pasado con otra profesión: los montajistas de cine. Ni idea de por qué. Si alguien tiene alguna hipótesis sobre la relación profesión-buena onda, que me avise.)





Palabra nueva III

24 11 2010

En mi constante surfeamiento -como tal, superficial- sobre las aguas de la mar océana del conocimiento científico, vine a conocer una palabra cuya sonoridad unida a lo que representa hace las delicias de la mente misma: colémbolos.

Resulta que son unos bichos sin alas y con una especie de “resorte” abdominal. Y resulta también que no sólo existen desde hace 400 millones de años, por lo menos, sino que además viven en todo el planeta, incluso la Antártida, y ya que estamos, son los bichos más numerosos: pueden encontrarse hasta 62.000 individuos por metro cuadrado.

Pero vuelvo a lo que importa: colémbolos.





Ridícula VIII

18 11 2010

Necesito exorcizar la vergüenza ajena que me dio ver a Cobos hablando maravillas de la Hotton frente a unos evangelistas de no sé dónde. (Sobre todo -y lo más terrible- porque parecían dos nenitos.)

Ella lo presentaba diciendo que si ellos querían recuperar “los valores” (supongo que hablaba de joyas y no de dinero, quizás de acciones) qué mejor que él, un ejemplo de “valores” (?). Entonces Cobos, que tampoco tenía mucha más labia que la rubia, le devolvía el piropo con un: “apoyen a esta chica que tiene los valores que hay que tener”.

De paso ya que estamos, buscando la imagen que ilustra este escueto post (sí, la que está A LA DERECHA de Cobos es Cynthia -¿o está a la izquierda?-, y sí, lo que se ve de fondo es la Casa Rosada), vine a descubrir que la Hotton está verdaderamente orgullosa de su vínculo con el vicepresidente, y también apuro un interrogante no muy difícil de contestar: ¿por qué la mayoría de los políticos garcas son tan adeptos a correr marantoncitas y/o a salir en ropa deportiva?





Ridícula VII

12 11 2010

¿Me parece a mí o a pesar de estar tan cerca el Pepe no entiende Un Pomo?

Falta que se exprese en nombre de los “valores republicanos” y mande saludos a su colega Sebastián “Corega” Piñera y estamos listos.

Actualización al lunes 15:
(Bueno, después dijo que lo sacaban de contexto y que lo usaban para meter bulla en política interna -qué novedad-. Que charle con los chicos de Búsqueda o que no se deje intervenir, digo, entrevistar más, porque 1) no es la primera vez que “lo sacan de contexto” y queda como un simple gorila recalcitrante -y no puede decir que los filofrenteamplistas de Le Monde lo anden sacando mucho de contexto- y 2) acá lo levantó primero Página/12 y días después aprovechó La Nación para hacer de las suyas. ¡Gracias por nada, Pepe!)